Pedro Gonzalo Ybarra: Fondos de inversión estudian entrar en el negocio del olivar

El presidente de Aggraria es uno de los impulsores de los proyectos oleícolas en el Alentejo.

Pedro Gonzalo Ybarra es presidente de Aggraria, una de las compañías pioneras en la implantación de olivar de riego en la región portuguesa del Alentejo. Esta firma sevillana nació hace ahora 20 años como una filial de Bogaris y, a partir de 2006, comenzó su andadura en solitario. Actualmente gestiona más de 13.000 hectáreas, de las que casi la mitad son de olivar y el resto se lo reparten plantaciones como arroz, maíz, cereales y oleaginosas.

«Cuando iniciamos nuestra actividad Andalucía estaba dominada por muy diversos cultivos, como el algodón, la remolacha y el maíz en las fincas de riego, además de cítricos, melocotón o nectarina; y nosotros gestionábamos de todo, lo que nos obligaba a dispersar nuestros esfuerzos», apunta este empresario. A partir del año 2000 el grupo decide cambiar su modelo de negocio para especializarse en el olivar de regadío, el arroz y el maíz, explica el empresario.

En 2003, al compañía decidió crecer en Portugal donde se estaba construyendo el pantano de Alqueva, el segundo mayor del mundo, con una capacidad de 4.000 hectómetros cúbicos para regar 120.000 hectáreas. «Es la misma cantidad de agua que tiene la cuenca del Guadalquivir para cubrir una superficie diez veces mayor. A esto había que añadirle las subvenciones europeas y la gran dimensión de las fincas, lo que permitía poner en marcha explotaciones muy rentables», indica Pedro Gonzalo Ybarra.

Agrraria ha transformado ya 9.000 hectáreas correspondientes a una veintena de fincas que han requerido una inversión total de 128 millones de euros. Esto representa en torno al 30% de todas las plantaciones de olivar en el Alentejo.

La firma también ha asesorado inversiones en Marruecos y Chile. «En Marruecos realizamos la transformación de una explotación de 1.260 hectáreas en Marrakech para un fondo de inversión participado por Sovena y el grupo local Somed. Es más difícil que en Portugal, ya que influye mucho el peso de la burocracia o el cambio de moneda», señala el empresario. En Chile la compañía andaluza gestiona 1.200 hectáreas de cinco fincas entre las regiones de Talca y La Serena.

Altas rentabilidades
Según Pedro Gonzalo Ybarra, ha aparecido un nuevo tipo de inversor, especialmente europeo y norteamericano, que se está interesando por los negocios agrarios. «Hay familias y fondos que tienen casi todo su capital en Bolsa o en carteras inmobiliarias, y ambos han sido muy castigados. El Ibex 35 fue uno de los índices que mejor se comportó el pasado año y arrojó una rentabilidad del 3%. En el campo los márgenes nunca han sido altos, pero sí son muy seguros. Con cultivos de olivar en los que se controlen bien los costes se pueden obtener rentabilidades del 12%, aunque esto depende del precio al que se compre el suelo y de la cotización del aceite de oliva.

Sobre la evolución de Aggraria desde su salida de Bogaris, Pedro Gonzalo Ybarra afirma que el tiempo ha demostrado que «fue una decisión acertada, ya que Aggraria era una filial pequeña dentro de un holding con actividades que generaban mucho volumen de negocio». «La salida en 2006 nos permitió poner el foco en nuestros propios objetivos y, desde entonces, hemos duplicado nuestro negocio, que es de seis millones de euros, y generamos otros 16 millones en las fincas que gestionamos. Hemos logrado cubrir todo el ciclo, desde la administración y dirección técnica, a la gestión de los procesos productivos de estas fincas»., subraya

NOTICIA ABC 19/11/14 

Inicio Inicio Noticias Aggraria Pedro Gonzalo Ybarra: Fondos de inversión estudian entrar en el negocio del olivar